Evento simple Noticias Bienestar Animal: Ayuntamiento de Jerez - Página oficial

Saltar al contenido principal

Nueva reproducción de alimoches en el Zoobotánico de Jerez

La pareja del parque jerezano se ha reproducido regularmente, siendo sus pollos enviados a otros zoos de la red del Programa Europeo de Cría en Cautividad

Nacimiento alimoches en el Zoo de Jerez
 

El pasado 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, tuvo lugar el nacimiento de un alimoche (Neophron percnopterus) en el Zoobotánico de Jerez. La pareja protagonista es la única que hasta el momento se ha logrado reproducir en cautividad en los zoológicos españoles y han sido padres muchos años en nuestras instalaciones, criando habitualmente un único pollo al año, aunque en excepciones nacen dos.

 

El delegado de Protección Animal, Rubén Pérez Carvajal, ha señalado al respecto que "este nuevo nacimiento pone de manifiesto, una vez más, la importante labor de conservación de especies en peligro de extinción que se lleva a cabo en el Zoobotánico. Es un orgullo que nuestro Zoo esté aportando y consiguiendo logros tan importantes en este campo”.

 

El alimoche es un pequeño buitre de color blanco con alas negras y cabeza amarilla desprovista de plumas. Se reproducen en el sur de Europa, invernando en África. La población española, con unas 1500 parejas es el último baluarte de esta especie en Europa.

 

No en vano está catalogada como especie “en peligro” (EN). En los últimos años su población ibérica ha disminuido más del 25%, fundamentalmente a causa del envenenamiento producido por el consumo de cebos ilegales utilizados para el control de depredadores.

 

La pérdida de las fuentes de alimentación (muladares, conejos, etc.), muerte por electrocución al chocar con tendidos eléctricos, por disparos o choques con aerogeneradores, son otras causas con una incidencia menor. En Andalucía, donde fue frecuente en el pasado, sólo quedan hoy en torno a una veintena de parejas reproductoras, la mayoría de ellas en las sierras de Cádiz.

 

A pesar de que esta especie está presente en muchos zoológicos europeos, su reproducción no es habitual. Desde que criara en el zoo por primera vez en 2003, esta pareja se ha reproducido regularmente, siendo sus pollos enviados a otros parques que forman parte del Programa Europeo de Cría en Cautividad (EEP) de esta amenazada especie. Incluso algunos de ellos han sido liberados en proyectos de reintroducción de la especie en Italia y Bulgaria.

 

La última vez que se reprodujeron fue en 2019 y su pollo, “Solera” fue recientemente liberada en las montañas Rhodope de Bulgaria. El año pasado esta experimentada pareja decidió tomarse un descanso tras muchas temporadas de cría seguidas, quizás debido a su avanzada edad (ambos rozan ya la treintena, aunque no se sabe su edad exacta ya que ingresaron cuando jóvenes en el centro de recuperación del zoo procedentes de libertad), pero este año han vuelto a lograrlo.

top